Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Superar Miedo a Hablar en Público / 3 Técnicas Para Hablar en Público sin Miedos o Nervios

3 Técnicas Para Hablar en Público sin Miedos o Nervios

Habla en Público Controlando tus Miedos o Nervios

Actualmente en nuestra sociedad es muy difícil escaparse de las presentaciones en público, ya seas estudiante o te encuentres trabajando es muy posible que en algún determinado momento debas por lo menos, realizar un pequeño anuncio a un grupo de personas.

Nuestro mundo exige una comunicación efectiva con las masas, quien lo haga de la mejor forma posible, conseguirá los mayores beneficios y privilegios. Si has visto esta realidad a tu alrededor, es necesario que te prepares para ello: para hablar en público.

Ahora bien, fácil es decirlo ¿verdad? “hablar en público”, sin embargo hacerlo es otro nivel. Es comprensible y justificable que sientas nervios o algo de miedo, tener todas esas miradas sobre nosotros es algo a lo cual no estamos acostumbrados.

Por ello para hoy presento estas técnicas para hablar en público; te ayudarán a mantener bajo control los nervios o los miedos. ¡Comencemos!

Centra tus Ideas en el Mensaje Como Tal

concentra-mente

Estar nervioso o nerviosa antes de una presentación es normal, pero existe una manera muy efectiva de comenzar a controlar este miedo; lo consigues justamente durante la misma presentación, ¿Cómo?

Bueno la respuesta es simple: Comprométete contigo mismo a que la audiencia capte el mensaje el cual les vas a presentar, si te pones a ti mismo esta meta, pronto te olvidarás de la idea de “estoy hablando en público”.

Introduce tu mente en el contenido como tal, con esto verás como si te enfocas en el mensaje los nervios y miedos se comienzan a disipar.

No te coloques ante tu público preocupándote por el factor “hablar en público”, o bien pensando en la exposición como una clase de prueba, en la cual todos se encuentran analizándote, si debes preocuparte por algo, que sea por tu audiencia la cual debe comprender tu mensaje, porque ese justamente ese es tu objetivo: Comunicar.

Planifica tu Exposición

Tal vez en tu mente, en estos momentos tengas muy en claro lo que piensas decir a la hora de hablar en público, sin embargo cuando llegue la exposición como tal todo podría cambiar ¿Por qué? Por los nervios. Muchos me han expresado frases como:

“Yo conozco muy bien la materia, estudio mucho antes de exponer, pero cuando llego el momento, todo se me bloquea y se me olvida, es como si nunca hubiera estudiado”.

Planificar tu exposición, es decir estructurarla categóricamente te ayudará a evitar esos bloqueos mentales. Con la práctica de organizar tu presentación obtendrás una guía la cual básicamente te dirá lo que debes de decir.

Realiza mapas conceptuales de tu presentación, en otras palabras ¿Cómo va a estar organizada tu presentación? ¿Cuál es el argumento o la idea que utilizarás para abrir la exposición? Y seguidamente ¿Cuál será el siguiente tema a tratar? Paso por paso, peldaño por peldaño, esta guía te responderá de manera constante durante tu presentación la pregunta ¿Y ahora qué tengo que decir?

¿Nervios al Hablar en Público? ¡Excelente!

confianza-hablar-publico-

Cuando sentimos nervios al hablar en público, nuestro cuerpo sufre una serie de reacciones, el ritmo cardiaco se acelera y con ello nos encontramos en un estado de mayor alerta, nuestro cuerpo nos está preparando para poder dar lo mejor, en este sentido, los nervios resultan ser una especie de aliado.

El problema se da mayormente cuando consideramos el hecho de tener nervios como una anomalía o alguna debilidad. Lo extraño sería todo lo contrario, no sentir nervios (aunque sea un poco) antes de hablar en público, ¡eso sí sería de extrañar!

Cuando vayas a hablar en público no te esfuerces mucho en tratar de no sentir nervios, la idea es controlarlos en su correcta medida; previo a una exposición espera tener algo de nervios ya que eso es precisamente la respuesta esperada y normal. El sentimiento de auto-reprobación por tener nervios, eso sí debes evitarlo.

Ahora bien, todos entendemos que no es una sensación agradable sentir nervios, no se siente bonito pero por encima de los asuntos de agradable o no-agradable, se debe entender lo siguiente: Los nervios son una respuesta normal. Entender esa gran verdad te podrá dar más tranquilidad.

Espero sinceramente que estos consejos te sean de ayuda y provecho.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

4 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *