Al Hablar en Público: ¿Cómo Proyectar Seguridad y Credibilidad?

Clase de Oratoria: ¿Cómo Proyectar
Confianza y Seguridad? 3 Técnicas

hablar-en-publico-seguridad

A la verdad todos bien deseamos hablar en público con seguridad; controlando muy bien los nervios o los miedos si así fuera el caso, es decir tener la seguridad suficiente para no sentirnos abatidos por una presentación en público.

Sin embargo aunque muchas personas crean erróneamente que esta seguridad y confianza se obtiene únicamente cuando nuestro público se encuentra deseoso de conocer nuestras palabras, la realidad es que no es así; de hecho es justamente todo lo contrario: primero es la seguridad y la confianza del orador y luego es la aceptación por parte del público.

Como bien lo habíamos discutido en otro artículo, las personas siguen y se dejan guiar por los líderes; si el orador en primera instancia se proyecta e irradia seguridad, este y sus ideas poseen grandes posibilidades de ser aceptados.

Proyectar confianza y credibilidad es la clave para hablar con autoridad, y mucho de esto no depende tanto del conocimiento adquirido sobre dicho tema o materia, por ejemplo: existen muchas personas eruditas en determinados campos, pero al momento de hacer una exposición no se percibe esa seguridad y confianza.

Sin embargo por otro lado, también se debe reconocer la existente relación entre el hecho de conocer cierto contenido y la seguridad proyectada. La inseguridad nos invade cuando no tenemos esa certeza respecto a lo que estamos hablando.

Hablar en público con seguridad es un factor necesario. Hablar por hablar poco efecto tiene, una personas así se conoce como un “parlante humano”, ciertamente habla en público, pero lo realiza en un plano muy mínimo, no llega, no impacta, no es recordado.

Para lograr este objetivo y cumplir nuestro cometido, ya sea inspirar o persuadir te presento estos consejos o técnicas para hablar en público.

Lo Elemental – El Contenido

Comencemos con los factores fáciles de manejar, entre ellos conocer muy bien nuestro campo o el tema el cual vamos a presentar, como lo comentaba anteriormente la falta de certeza en relación a nuestro tema es un detonante para los nervios y los miedos en las presentaciones en público.

Una persona con conocimiento no queda como tonta, y ello como bien lo sabemos transciende más allá de la oratoria. Tan solo imagina: te sientes muy seguro de lo que sabes, has estudiado tu tema y hasta podrías hablar de ello por horas sin ninguna dificultad, es tu campo donde te desarrollas y nadie más en la sala lo conoce mejor que tú, con tal panorama: ¿No es cierto que los miedos comenzarían a esfumarse y que al mismo tiempo, la seguridad se empezaría a sentir?

Con el conocimiento suficiente podemos pasar, de hablar en público a conversar el público, y por ende mucho del temor y de los nervios desaparecen.

Lo siguiente es empezar a practicar tu exposición de principio a fin, llevando la práctica a lo más real posible, comprender esto es muy importante, ensayar una presentación no es sentarse y repasar las notas y la materia, tal acción queda muy bien en ciertos casos, pero no es para nada ensayar la exposición.

Carisma: Sonreír

¡Oh el carisma! Tanto se puede conseguir con carisma. Una de las formas para proyectar este carisma es a través de la sonrisa. Este punto es muy interesante porque no solo es beneficioso para ti, sino también para tu público, una sonrisa relaja a todos, provoca un ambiente más tranquilo, más coloquial.

Para que logre su efecto la sonrisa debe ser genuina y real, pueda darse en un momento jocoso cuando ocurre alguna eventualidad. Además, una sonrisa también nos ayuda a proyectar seguridad, tan solo piensa en lo siguiente: ¿Una persona nerviosa o tensa muestra su sonrisa? Verdaderamente muy poco, lo que refleja es básicamente congoja y nerviosismo.

Ahora bien, debemos definir muy bien este punto de sonreír; esto no significa mantener en todo momento una sonrisa, no buscamos ser una especie de “Miss Simpatía”, además el hecho de estar con una constante risa es una clara evidencia de los nervios, algunas personas sufren ataques de risa frente al escenario a causa de las inseguridades.

Un orador con el conocimiento suficiente entiende muy bien cómo debe controlar el aspecto de la sonrisa, equilibrio y tacto son los puntos claves.

Contacto Visual: La Marca de Seguridad en el Orador

Mantener el contacto visual con el público es una fuerte señal de seguridad en el orador, ¿Por qué? Esto sucede porque como seres humanos, una de las maneras más básicas las cuales existen para conectarnos, es vernos a los ojos.

Mirar a los ojos te hará proyectar e irradiar seguridad ante tu público. Un orador con la suficiente confianza ciertamente podrá “mantener la mirada”, y esto es muy interesante porque inclusive ocurre en el sentido opuesto, un orador o en general cualquier individuo con problemas de seguridad o de timidez, evita ver a los ojos a las demás personas, es algo verdaderamente instintivo.

Visto desde la perspectiva aplicada a la oratoria, es un error siempre fijar nuestra mirada en el suelo o en el techo. Un consejo muy popular en la oratoria, indica mirar al final del salón para así no entrar en nervios, esto podría en ciertos casos aceptarse en grandes auditorios, pero no en un grupo pequeño de personas.

Mueve tu mirada haciendo contacto visual con las personas de la primera y segunda fila; recordar por otro lado, no mirar a una sola persona por un prolongado tiempo, tal acto incomodaría a cualquier.

La idea es hacer un ligero repaso por los ojos de las personas más cercanas, eso será suficiente para conectarte con ellos, por lo tanto ya lo sabes, el contacto visual es una acción poderosa al momento de hablar en público.

Share on Facebook2Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>