Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Técnicas Para Hablar en Público / Clase de Oratoria: Hacer Un Buen Uso del Video

Clase de Oratoria: Hacer Un Buen Uso del Video

Usando el Video en Nuestras Presentaciones

Bueno, verdaderamente las nuevas tecnologías nos traen más alternativas para hacer nuestras presentaciones. Hace 10 años, lo habitual era usar el papel o las cartulinas en las exposiciones o por otro lado; en el mejor de los casos se utilizaban las famosas filminas y un gran aparato llamado retroproyector.

Sin embargo, aparecieron las presentaciones digitales y todo cambió. Entre esos cambios, se encuentra la posibilidad de utilizar el video en nuestras exposiciones, ya sea dentro de las mismas diapositivas o el video por si solo.

Podemos hacer uso del video en nuestra presentación para así darle un mayor dinamismo, especialmente claro si el video se relaciona con nuestro tema. Ahora bien, el video se puede utilizar para buscar principalmente tres beneficios:

UNO: Para marcar un cambio en nuestra exposición, es decir el inicio de un nuevo tema o un nuevo contenido.

DOS: También, el video puede ser una excelente herramienta para ilustrar y ejemplificar mejor nuestras ideas. Una mejor comprensión de nuestras palabras siempre es un factor clave.

TRES: El video puede ser una fuerte palanca emocional. Si deseamos despertar ciertas emociones en nuestro público, bien podemos utilizar el video y calar aún más en ellos.

Ahora bien, pese a todos los beneficios que el video nos puede dar, no debemos de hacer de este medio una especie de muleta en la cual sobre apoyarnos, recordemos que el orador seguirás siendo tú y no el video, en otras palabras: Este medio no debe opacar al expositor.

Si utilizamos el video para recargar sobre este, el peso y la responsabilidad de la presentación estaremos abandonando la carga como líder, por esta razón se recomienda que el video no sobrepase los 3 minutos.

Teniendo esto en claro, veamos ahora un poco de los detalles técnicos; esto para evitar congojas o errores en las exposiciones.

Insertar un video en el famoso programa de PowerPoint, es algo relativamente sencillo y fácil de hacer, sin embargo, tengamos en cuenta que este programa de PowerPoint, por el hecho de reproducir un video en tu computador no significa que posea los códecs necesarios para hacerlo.

Siempre los códecs estarán alojados en el computador, no en el programa mismo de PowerPoint, en otras palabras y para explicarlo mejor: Puede ser que en tu computador, el video insertado en PowerPoint se reproduzca muy bien; pero no así en la computadora la cual tendrás que utilizar para exponer.

¿Cómo Resolver Esto?

Bueno, en el caso en el cual no pudieras utilizar tu propia portátil, una buena idea sería entonces tener el video en diferentes formatos, por ejemplo: en formato .AVI, en formato .MPEG, y en el formato tradicional para Windows WMV, existen más formatos, pero estos suelen ser los más comunes.

Muy bien, pero…
¿Y qué pasa si el video el cual quiero utilizar únicamente se encuentra Online?

Ciertamente, en la Web podemos encontrar muy buenos videos, por ejemplo tal es el caso del famoso sitio YouTube. A la fecha, las estadísticas y los registros señalan, que solo esta plataforma recibe un aproximado de 60 horas de video por cada minuto, por lo tanto es claro pensar que bien podríamos encontrar algún video el cual se ajuste a nuestra temática.

Ahora bien, para tener una mayor seguridad sobre el video que presentaremos bien podemos descargarlo, los programas para hacerlo ya son muy conocidos, por ejemplo: aTube Catcher, VideoGet, VDownloader, VideoTodo entre los más populares.

Este tipo de aplicaciones también te permite elegir el formato de video que obtendrás una vez terminada la descarga, por ello escoge un formato del cual estés seguro.

¿Y Qué Pasa con los Derechos de Autor?

Bueno, cuando se trata de presentaciones relativamente pequeñas o sin mucha trascendencia, la realidad es que existen muy pocas restricciones en este sentido, basta con decir que el video fue descargado en tal sitio y que no es de nuestra autoría, sino de “X” usuario. Si el video contiene créditos, no alterar el video con el propósito de ocultarlos.

Para cerrar, un último consejo: procura que la calidad, es decir la resolución del video, sean los adecuados. Algunos videos al ponerlos en modo “Pantalla Completa” pierden mucha calidad.

Entonces ya lo sabes, puedes hacer el uso del video tanto al inicio como al final de las presentaciones. Queda muy bien un video para abrir, o bien para cerrar la exposición. Tú eliges.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *