Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Superar Miedo a Hablar en Público / ¿Cómo Eliminar el Miedo Al Hablar en Publico? Pasos Concretos

¿Cómo Eliminar el Miedo Al Hablar en Publico? Pasos Concretos

Consejos Para Hablar en Público Con Confianza

Hay muchas circunstancias en la vida en que uno debe imponerse frente a un grupo y ofrecer un discurso. Pueden ser situaciones cotidianas como una clase de algo que se esté cursando, hasta exposiciones laborales como las que ocurren en reuniones de departamentos.

Lo cierto es que por grande o pequeña que sea la circunstancia, cuando se siente inestabilidad o miedo, ya no se puede seguir adelante. Si esto te sucede, ante todo, ¡ánimo! Hay una solución. Se puede aprender a adquirir la confianza que se necesita para que un auditorio no te paralice y con práctica, ese miedo que se tenía, empieza a formar parte del pasado.

Expresarte en público de una manera tranquila, natural y eficaz es posible, aquí te presentamos los pasos que puedes seguir para lograrlo:

A/ Busca Ejemplos Que Te Inspiren

Siempre es bueno posicionarse en el lugar de lorador antes de tomar ese puesto realmente. Para ello puede resultar de gran utilidad tomar contacto con algunas personas que ya seguramente han superado sus temores y que se expresan en público correctamente. Los monólogos de las charlas TED pueden ser un buen comienzo.

Observa no solamente qué dicen sino cómo lo dicen, cómo se posicionan frente al público, las pausas que hacen. Trata de internalizar estos aspectos para tenerlos en cuenta cuando llegue el momento de tu propia exposición.

B/ “Estudia” Lo Que Vas a Decir

Un gran error es pensar que la improvisación resulta positiva cuando se tiene temor de hablar en público. Si bien hay que ser espontáneo, lo importante es tener real conocimiento de aquello de lo que se va a hablar. Revisar el material de arriba abajo, en varias direcciones, tener en cuenta la manera en que lo expresarás y los cuestionamientos que podrían surgir al respecto es un excelente comienzo. De la familiaridad con tu exposición nace la tranquilidad y con calma se tiene mayor control de la situación.

C/ Pon en escena tu exposición reiteradas veces.

Como indicábamos en el punto anterior, tu exposición debe estar preparada de antemano. Cuando ya hayas determinado los puntos a seguir es bueno llevar a cabo instancias de práctica.

En un primer momento resulta efectivo que te posiciones frente al espejo para tomar conciencia de tus gestos y del modo en que elaboras las frases. Luego puedes optar por la práctica con familiares o amigos que ya constituyen un interlocutor real al que explicarle un tema.

D/ Considera Posibles “Problemas” en la Comunicación

No siempre sale todo como se planea, es por ello que se tienen que pensar caminos alternativos a problemas como por ejemplo la falla en la transmisión de tu presentación, las oportunas preguntas del auditorio, la presencia de la ansiedad. Ante todo esto es bueno tener pensado un plan como puede ser una lectura de lo que se iba a exponer, tener en cuenta las pausas, proyectar posibles interrogantes para tener una respuesta disponible.

E/ Toma Contacto Previamente con el Lugar en el que Hablarás

encender-microfono-hablar-publico

Saber cómo será el contexto en el que te expondrás al auditorio es muy favorable. Ver de dónde se prende el micrófono y si este funciona, conocer qué hacer para operar el proyector.

De esta manera se tendrá también pericia en arribar a posibles soluciones ante problemas. Por otra parte, cuando los imponderables ocurran siempre sonríe y, sobre todo, mantén la calma. De tu reacción dependerá la entereza con la que puedas continuar.

F/ Organiza tu Apariencia

La manera en que te presentes ante el auditorio es un primer paso en la carrera de la aceptación. Que tu vestuario, tu peinado y tus accesorios hablen antes que tú lo hagas y así ya habrás ganado la atención del público incluso antes de empezar a hablar.

G/ ¡Siempre hacia adelante!

Pese a que te sientas inexperto no es bueno hacerlo saber al público. Las frases que excusen los posibles errores en la charla debes eliminarlas y, por el contrario, deberías sentir que cuentas con todas las herramientas necesarias y suficientes para encarar con altura tu exposición.

Con estos pasos tendrás un panorama de cómo hablar en público siempre que sean eventos programados y te servirán de entrenamiento para que en todo momento sientas fortaleza y alejes los miedos, sabiendo que tienes el verdadero control de tu voz.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

3 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *