Home / Superar Miedo a Hablar en Público / ¿Cómo Superar el Miedo a Exponer en Público?

¿Cómo Superar el Miedo a Exponer en Público?

Consejos Útiles Para Superar el Miedo al Hablar en Público

El Problema
Conocida con el nombre de Glosofobia, el miedo a expresarse ante un público suele generar ataques de ansiedad, nausea y hasta pánico en algunos casos.

Puede generar una seria afectación en la vida del individuo ya que, bajo ciertas circunstancias, este evitará los eventos donde la atención se centre sobre sí, dando como resultado una limitación en las interacciones, e incluso disminuyendo sus oportunidades de desarrollo personal.

Esta fobia tiene sus orígenes, según los expertos, en tres puntos fundamentales aunque a veces pueden ser totalmente desconocidos. Los incidentes traumáticos, lideran esta lista preliminar, seguidas de evitar hablar en público de forma acumulativa, terminando por autoconcepciones erradas posiblemente causadas por un mal manejo de los fracasos o subvaloración de las competencias propias.

De ello se deduce que es importante atacar y suprimir esta afectación de la vida normal del individuo para conseguir que funcione dentro de una sociedad como la moderna, en las que las interacciones en público son la diferencia entre optar por un buen cargo con sueldo alto, o estar condenado a la mediocridad, aun teniendo facultades para brillar.

Todos sentimos cierto grado de temor al expresarnos ante una muchedumbre, el manejo que se haga de ello, es lo que hace la diferencia. Entonces ¿Cómo Superar el Miedo a Exponer en Público? A continuación, le presentamos algunos tips para hacer mucho más llevadero el stress en una exposición y le permitirá llevar con más valentía su discurso a las masas.

respirar-profundo-calmar-nervios

Es Esencial Lograr la Calma
Respira. ¡Sí! Respira siendo consciente de ello. El llevar una buena cantidad de oxígeno al cerebro permite que esté más atento, más despierto, con esto las ideas fluirán. Hacerlo de manera pausada y profunda, aleja la ansiedad y promueve la concentración. La sensación hará que el cuerpo se energice y provocará un control más efectivo de la situación.

Piensa en Positivo
El peor enemigo que puedes tener, eres tú mismo, por lo tanto evita los pensamientos derrotistas. No te enfoques en lo malo que puede ocurrir y aleja de tus pensamientos cualquier idea de fracaso. Usted puede hacerlo y muy bien, concéntrese en los aspectos positivos que cada situación presenta, porque siempre las tiene.

Conoce tu tema y practica; nadie nace con el conocimiento incluido y por ello mientras más conozcas el tema más libertad tendrás para comunicar con confianza cualquiera de sus aspectos o subtemas. Un viejo proverbio chino dice que “la práctica supera a la inteligencia” así que, practica y practica tu discurso hasta que seas un verdadero recipiente de conocimiento sobre el tema.

Consejos para Superar el Miedo a Exponer en Público

Olvídate del Público.
Centra tu atención en el tema que estás exponiendo. Vuelca tus conocimientos en la tarima como cuando estabas en las prácticas. Obviar al público hace que la ansiedad desaparezca y te prepara para recibir una muy agradable sorpresa, cuando al finalizar recibas los aplausos y las críticas positivas.

El Silencio No Es Un Enemigo.
Deberás darte cuenta de que los expositores frecuentemente hacen pausas, tal vez para recordar algo o para hacer alguna reflexión interna. Incluso hay quienes lo usan de forma dramática para elevar el nivel de expectativa en los presentes. Usa el silencio sin miedo. No se trata de ser una ametralladora de palabras, se trata de pasar un conocimiento a otras mentes y eso lleva su propio ritmo, del cual usted será el director.

Hacer uso del humor es una buena opción y un relajante natural.
Reír de vez en cuando, aprovechando incluso sus propios errores, espantará la ansiedad más allá de los muros del foro. Cualquier ingenio que le cruce por la mente, tropiezos en la dicción, cualquier error, puede ser magnificado en positivo, desatando la risa sana del público, aligerando el ambiente y creando un punto de conexión que hará que las ideas fluyan desde usted a los receptores de forma más suave.

No Te Olvides de Seguir Estos Tips

Valore los resultados: Nunca, en ninguna circunstancia, toda exposición en público sale completamente mal. Por lo que considerar lo positivo de los resultados es más valioso que enclaustrarnos en lo negativo.

Observa Como Resultó Todo. Haz una valoración justa de todos los aspectos positivos que se manifestaron en su exposición y dese cuenta de que el dragón, al final, no era más que una lagartija malgeniada. Esto le permitirá ir con mucha mayor confianza en usted mismo, la próxima vez que tenga que exponer en público. Ya habrá llegado a ser un verdadero orador sin apenas darse cuenta.

Por último y si no ha logrado dominar por completo su estado de ansiedad, siempre es recomendable realizar ejercicios antes del evento, a fin de disminuir la adrenalina, deshacernos de la ansiedad, optimizar la concentración y sentirnos en calma para enfrentarnos a nuestro público.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *