Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Superar Miedo a Hablar en Público / Curso: ¿De Dónde Proviene el Miedo a la Oratoria?

Curso: ¿De Dónde Proviene el Miedo a la Oratoria?

Miedo al Hablar en Público
¿Cómo llegamos a Desarrollarlo?

Esta es una interrogante que muchos nos hemos llegado a hacer y aún más cuando lo vemos desde un punto de vista muy objetivo, “En realidad es solo hablar en Público, no existe ningún riesgo de muerte o parecido” y así, pero pese a esto el miedo y hasta la posible ansiedad de hablar en público continúan sintiéndose, por esa razón debes de descubrir que: El miedo al hablar en público comienza o es tomado desde la infancia.

Es muy posible que hayas experimentado alguna mala practica, o sencillamente desde que conociste el concepto de “hablar en público” los demás a tu alrededor te hicieron entender que la oratoria no era algo lo cual se pudiera ver como bueno.

Si cuando eras niño o también de joven te encontrabas frente a tus compañeros de clase para presentar algún tema y cerca tuyo se encontraba el profesor analizándote con detalle para asignarte tu calificación, y además de esto te encontrabas con todos esos pares de ojos viéndote solo a tí acompañados de caras llenas de burla, entonces ya podemos conocer la raíz del miedo o de la fobia a hablar en público. Así no se aprende la correcta oratoria, así se aprende a tener miedo a la expresión oral en público.

De esta manera es como da inicio la relación en nuestra mente de que hablar en público conlleva hacer el ridículo y ser presa de las burlas, produciendo un poco más tarde el ya conocido miedo y hasta fobia de hablar en público que hoy probablemente te esta deteniendo en la actualidad.

Tal situación no es para ser ignorada, en la actualidad y en la mayoría de nuestros centros educativos no se enseña Oratoria o expresión oral en público de manera satisfactoria, se aprende más que todo a tenerle miedo a través de las malas y vergonzosas experiencias. Cuando el niño termina su presentación siente además del consuelo un apremio por volver a su silla, cuando claro está debería ser todo lo contrario, es decir sentir agrado al estar frente a las demás personas exponiendo.

Por mucho tiempo y de forma equivocada se nos ha enseñado que debemos “hablar en público” solamente para cumplir con lo asignado, muy parecido a un “mal necesario”; un deber en el cual la regla es la siguiente: Si acabas con tu presentación podrás volver a ocupar tu silla. Aquí vemos como erróneamente volver a ocupar la silla se convierte en una clase de premio o recompensa, y es justamente por eso que asociamos la oratoria con algo de lo cual hay que librarnos.

Tan solo “Hagamos Memoria”

Cuando estabas en la escuela o en la secundaria, tus compañeros y tú usualmente buscaban la forma de divertirse con lo que fuera y como es bien conocido, una de esas maneras era mediante la burla, aún más cuando otro compañero se encontraba exponiendo algún tema asignado. No es que se le desea el mal a la otra persona, solo es la edad misma, el simple hecho de hablar en público se convierte automáticamente en motivo de burla.

Ahora considera lo siguiente, varias de las cosas o sucesos que te eran motivo de risa y de burla en tu infancia o juventud ahora simplemente no lo son, es decir muchas de las cosas que antes veíamos con seriedad son las que los niños y adolescentes teníamos como objeto de diversión, entre estos se encuentra las presentaciones en público.

Volviendo a la realidad, Al presente.

Por mala que haya sido la etapa de la educación primaria o secundaria al día de hoy ya eres una persona adulta y con habilidades más desarrolladas, por ello no puedes permitir que las malas “pasadas” de la infancia te condenen a un miedo el cual como todos conocemos es en un 95% irracional, de hecho es casi increíble pero algunas personas afirman tener más miedo al acto de hablar en público que al morir.

Sin embargo al día presente la etapa de la infancia ya ha quedado atrás y no te encuentras en una escuela exponiendo en busca de una nota; ahora ya eres un profesional o te encaminas a ello y tendrás delante de ti, no a pequeños niños o personas inmaduras, sino a personas adultas con un concepto más maduro sobre las presentaciones en público.

Hoy posees en tus manos elementos invaluables para hablar en público, más experiencia y desarrollo como persona, más conocimientos acumulados, madurez y una mejor preparación como orador u oradora. No permitas que las experiencias del pasado limiten tanto tu presente como también tu futuro.

Es hora de abrir los ojos y colocarnos en el presente, dejar el pasado donde justamente debe estar, ¡en el pasado!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

4 Comments

  1. buenos días , les escribo por que la verdad necesito ayuda, estoy en la universidad y me dan muchos nervios hablar en publico el cual me han perjudicado mucho en mi carrera soy pésima para exponer, y cada vez que tengo una exposición quisiera salir corriendo es como una pesadilla. por favor necesito su ayuda

  2. Hola estas tecnicas me parecen bien deberian darselas a los niños de primaria, espero mas tecnicas del curso de oratoria online.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *