Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Superar Miedo a Hablar en Público / ¿Miedo a Hablar en Público? 3 Pasos Para Dominarlo

¿Miedo a Hablar en Público? 3 Pasos Para Dominarlo

– Cómo Vencer El Miedo a Hablar en Público –

Si has tenido problemas para controlar el miedo al hablar en público, entonces creo que estos consejos y técnicas te podrán ser de mucha ayuda, básicamente existen principalmente tres maneras para dominar el miedo al hablar ente los demás, si logramos dominar los miedos, estos podrán convertirse en nuestro aliado, sin más preámbulos aquí les dejo las tres técnicas para hablar en público:

- UNO -
Lo Primero Es Reconocer El Miedo Como Una Respuesta Natural

El problema no es en sí el miedo mismo, sino el hecho de considerarlo como una debilidad, es decir, pensar que por sentir miedo o nervios somos incapaces de llevar a cabo la presentación.

Se cree erróneamente, que si se siente miedo, entonces no tenemos la habilidad de hablar en público como los “grandes oradores, los cuales nunca sienten miedo al hablar”. Pero eso no es así. Sentir miedo antes de hablar en público, es normal, de hecho lo anormal o extraño sería no sentir ni siquiera un cosquilleo.

Cuando aceptas y llegas a la realidad de que sentir miedo es una respuesta natural, comenzarás a sentirme mejor contigo mismo.

Si sientes algo de miedo antes de una presentación no te consideres a ti mismo como una persona con falta de habilidad para la oratoria, sería un gravísimo error adoptar esa idea como verdad.

Si percibes algo miedo, es porque tu cuerpo está respondiendo ante la situación, tal y como se supone que debe de hacerlo.

Nuestro cuerpo nuestro se prepara para estar más atento, más enérgico, el pulso cardiaco se acelera y literalmente se bombea más sangre a nuestro cerebro, esto sin olvidar el torrente de adrenalina producido en esos momentos; por lo tanto ¡Ánimo! No te condenes ni te reproches a ti mismo porque sientes miedo de hablar en público.

Estudios en sicología han llegado a una conclusión en la cual realmente, el problema de fondo no se encuentra en sentir o percibir internamente la emoción del nerviosismo, sino el sentimiento el cual se asocia al mismo, es decir, la decepción o la impotencia por no poder deshacerse del miedo como tal, esa es la raíz.

Los grandes oradores, de una forma u de otra han llegado a la misma conclusión, y han reconocido que aún después de muchos años y miles de presentaciones, siempre continúan sintiendo cierto cosquilleo antes de una presentación en público, sin embargo por su vasta experiencia ya están bien sabidos: No hay razón para amedrentarse por ello, sino todo lo contrario, aceptarlo comprendiendo que todo en este momento está siguiendo su curso normal.

La nota de Franklin Roosevelt sobre el discurso de Henry Thoreau lo resume de esta manera: “No tenemos nada que temer más que al miedo mismo”. Tan pronto como tú te des cuenta de esa gran verdad y la reconozcas, estarás en camino hacia el auto-dominio al hablar en público.

- DOS -
Analiza y Busca el Origen del Miedo

dominar-el-miedo-hablar-en-publico

El siguiente paso para vencer el miedo al hablar en público es entender y analizar el por qué sientes miedo, usualmente cuando sentimos miedo es porque nos protegemos de algo, o bien, no deseamos perder algo ¿De qué te proteges? concretamente ¿Qué temes perder?

El temor relacionado al Contenido – El miedo a no tener nada sensato que decir o al hecho de no estar bien preparado, a su vez algunas veces este temor puede desembocar en los dos siguientes:

El miedo en relación a tu propio desempeño – El miedo de hacerlo mal, miedo a la propia decepción. En otras palabras, no tener la esperanza de hacerlo bien.

El miedo a tu público (el miedo más popular) – Temer que se puedan molestar o que se rían de ti.

Cuando el primer punto se ha resuelto con la suficiente preparación e investigación, solo quedan los temores al público y al hecho de no cumplir con tus propias expectativas, estos dos temores a su vez están muy relacionados entre sí. Muchas veces si tienes la aprobación del público, tu esperanza en relación a tu desempeño se ve aumentada, por esta razón y llegando a este punto es conveniente recordar algo: Sin intenciones de ofender, las personas cuando se disponen a escuchar a un expositor, normalmente no esperan mucho de él o de ella.

Su actitud no es la de condenar o la de estar atentos a cualquier mínima falla; en la gran mayoría de ocasiones las personas adoptan una posición neutral cuando comienzan a escuchar a un expositor. Por lo tanto, no lo olvides: el miedo al público muchas veces es mal infundado, al iniciar una presentación las personas no te desearán el mal, tan solo haz la prueba, ¿Cuál es tu actitud cuando escuchas a otro presentador?

Ahora bien, aquí debo hacer una aclaración: No siempre deberás considerar la neutralidad del público como un factor para dominar el miedo, en algunas otras instancias deberás exponer un mensaje el cual, únicamente por el hecho de ser verdad, debe ser expuesto.

Muchos han sido los oradores los cuales siempre hablando la verdad, han recibido de parte de su público su enojo y sus burlas, y no por ello se han detenido. Habrá mensajes los cuales algunos recibirán de buena gana y otros simplemente no, de todas maneras el éxito en tales casos se definirá por la veracidad del mensaje, eso es todo lo que importará ¿Lo que estoy diciendo es la verdad? Sí así es, continua con tu mensaje.

- TRES -
Retroalimentación: Afinar los Detalles

Conociendo la verdadera fuente del problema respecto al miedo de hablar en público, es tiempo de poner ese conocimiento en práctica acompañado de los siguientes detalles con tal de pulir el proceso de superar el miedo:

A No Hables Sobre Tu Miedo o Ansiedad Ante Tú Público (ni con terceros): Si alguien te hace la famosa pregunta antes de iniciar la presentación ¿sientes nervios para hablar?, buscando la sinceridad y también la humildad, contesta afirmativamente si así fuera el caso: “Sí, la verdad sí tengo un poco”, sin embargo no deberás externar tus miedos o nervios abiertamente a tu público, no es necesario avivar y recalcar más el asunto de los nervios.

He conocido a algunos los cuales tienen una forma muy particular para prepararse antes de la exposición: externar a toda persona con la cual se topan, su mal estado debido a los nervios y al miedo. Esta actitud solo fortalece más las ansiedades.

¿Has oído hablar del niño asustado que caminaba por el cementerio una noche? Mientras caminaba tranquilamente y silbaba sin preocupaciones todo estaba bien. Pero cuando apretó el paso, no pudo evitar la tentación de correr, y cuando corrió, el terror se apoderó de él, por ello continúa actuando con confianza y seguridad, aunque te encuentres caminando en medio cementerio.

B La Mentalidad: Como lo hemos visto en otros tópicos, nuestra mentalidad al hablar en público juega un papel predeterminante, llegando el día de tu presentación comienza a comprender que efectivamente sí se puede y sí es posible hablar en público, esa es una verdad la cual debes de descubrir, no digo inventar o crear, digo descubrir ya que siempre ha estado ahí.

Se cuidadoso y constante en tu manera de pensar, con ello notarás como efectivamente sí puedes hablar en público, y aún más, te darás cuenta que siempre habías podido hacerlo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

6 Comments

  1. He leido con mucha atencion sus consejos y recomendaciones para hablar ante el publico. desde hoy en adelante los tendre muy presente al momento de realizar este tipo de actividades. considero muy valiosa su ayuda y apoyo, muchas gracias, atte, wilson cacay

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *