Home / Técnicas Para Hablar en Público / Oratoria: Errores a Evitar al Hacer una Presentación

Oratoria: Errores a Evitar al Hacer una Presentación

¿Qué No Hacer Al Hablar en Público?

Sin importar cuantas veces lo hagamos siempre que hablemos frente a alguien podemos cometer errores sin saberlo y sin quererlo. Estos errores pueden influir en el éxito de nuestro discurso, pero debemos comprender que es algo que puede pasar. Lo importante es aprender de esos errores y evitar que vuelvan a pasar para así tener un discurso exitoso.

Adoptar una Postura Errónea que Demuestre tu Nerviosismo

Encorvarse, poner juntos los pies, mantener las manos dentro de los bolsillos te hace ver retraído y nervioso. La postura de tu cuerpo demuestra tu seguridad, tu lenguaje corporal aporta un 40% de efectividad a tu discurso. No puedes simplemente levantar los hombros y gesticular exageradamente, debes saber cómo colocar tu cuerpo para que demuestre seguridad.

Descuidar el Tono de Voz al Hablar en Público

Aunque estés nervioso y puedas olvidar tu discurso debes tratar siempre de recordar el tono de voz que debes usar. No es bueno pasar de un tono suave y conciliador a un tono fuerte y tajante sin cambiar el tema. Dependiendo de lo que se habla debes adaptar el tono de tu voz para que lo que digas sea asimilado.

Volumen Vocal Inadecuado o Descuidado

Si algo incomoda a la multitud es estar parado o sentado frente a alguien que habla y no escuchar nada. Es por eso que debes estar siempre atento de que proyectes tu voz a un volumen audible para todos. Esto se puede solucionar fácilmente con un micrófono pero no debes exagerar ya que un volumen alto aturde.

Abusar de los Movimientos Corporales

Un consejo para no demostrar nerviosismo al hablar en público es mover las manos mientras hablamos. Pero un error común es abusar de ademanes o movimientos corporales al punto de que pareces estar convulsionando. También es un error hablar y estar completamente estático pues la persona parece un robot que solo habla algo memorizado.

Perder el Contacto Visual con el Público

Cuando estamos hablando frente a una multitud es común posar nuestra mirada en una sola persona, pero debemos variar. No es adecuado ver completamente al frente o al techo esquivando la vista del público, es algo descortés. Lo ideal es posar la mirada en alguien del público y al cambiar de idea cambiar de persona.

no-discurso-estructurado

Un Discurso Sin Estructura

Aunque hayas visto a muchas personas dar discursos y te parezca algo fácil, no lo es, lleva mucha preparación. No puedes simplemente pararte frente al público y hablar de lo que sea sin sentido ni estructura. Tu discurso debe tener un tema principal inicio y final relevante y bien definido para evitar los sin sentidos.

Fluidez o Ritmo del Habla Inadecuado

A veces cuando se está nervioso se puede hablar muy rápido, y el público se perderá con facilidad. También es un error hablar muy lento pues los oyentes se aburren de los que dices y se confunden. Debes mantener una fluidez de palabras que se acompasen a tu respiración y así no iras muy deprisa.

Hacer ver al Público que no Sabes de lo que Hablas

Cuando damos un discurso debemos conocer muy bien el tema del que tratara, debes estudiar y hacernos preguntas. No puedes pararte y hablar de un tema que desconoces pues se notara al instante. Ya sea repitiendo lo ya hablado o diciendo incoherencias el público vera tu ignorancia en el tema.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *