Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Motivaciones y Reflexiones: Hablar en Público / Para Hablar en Público – Historia Real – El discurso del rey

Para Hablar en Público – Historia Real – El discurso del rey

Historia Inspiradora Para Vencer los Obstáculos y Hablar en Público

No sé si en estos momentos ya hayas visto una película llamada: El Discurso del Rey, si no lo has hecho te la recomiendo porque tiene que ver mucho con respecto a la oratoria y al hablar en público, es una película realmente inspiradora en ese sentido.

La película principalmente se encuentra basada en la vida del famoso rey Jorge VI, donde se encuentra en la búsqueda de su autoridad, de su voz.

Si bien es cierto la película es llevada por un largo dialogo, lo que se debe rescatar en este caso, es como el rey debe enfrentar su dificultad para hablar en público debió a un problema muy frustrante, sufre de tartamudeo y cuando debe hablar en público su dificultad empeora.

Sin embargo, de tal labor no puede escaparse, su cargo lo obliga a hablar en público en diferentes ocasiones; de seguro más de uno podrá identificar con su situación.

En la posición del rey, este no podía dejar sus obligaciones en manos de otras personas, hablar en público debía ser un acto propio del jerarca de la nación, esto producía confianza y estabilidad a la política del reino, y para todo el pueblo en general. Su problema no era sencillo, su tartamudeo era verdaderamente severo.

Ayudado por su esposa y presionado por su familia, el rey se encuentra con su maestro, un actor de teatro según el filme.
Con métodos muy pocos usuales, pero convencido de que efectivamente puede corregirle tal problema del habla, Lionel comienza a capacitar al rey.

Al final, el momento es inspirador. El rey Jorge VI logra dar su discurso hasta el final, cosa que no había podido hacer durante toda la película, verdaderamente todo un triunfo porque se trataba nada más y nada menos que de anunciar a la nación su estado en guerra.

Pero… ¿Cómo Sucedió?

Una de las principales formas que utilizó Lionel Logue para ayudar a su amigo, fue hacerle reconocer como en su caso el tartamudeo era un problema sicológico / mental, en lugar de ser una discapacidad físico-motora en su aparato comunicativo.

Se basa en pedirle al rey que lea un pequeño libro, mientras coloca en sus oídos unos auriculares escuchando música clásica, Jorge a duras penas comienza a leer un pequeño fragmento mientras su voz es grabada por una tecnología –para esos tiempos– muy avanzada.

El rey interrumpe el ejercicio catalogándolo de inútil, pero se lleva una copia de su grabación, tiempo después se atreve a escuchar su propia voz y ¡Sorpresa! No tuvo ningún fallo de tartamudeo, es ahí cuando decide regresar nuevamente con Lionel y sin más que otra opción, someterse de ahora en adelante a sus reglas.

Lionel comienza con ejercicios de desenvolvimiento y de relajación, pero no se queda con eso, si no que desea avanzar por más y conocer el trasfondo de su condición, con ello sale a relucir una niñez con diferentes maltratos y abusos. Solo llegando ahí, es donde el rey se da cuenta de que verdaderamente su tartamudeo se reduce en compañía de su tutor, en un ambiente de confianza.

Lo más interesante es el sabor del éxito que se deja experimentar al final de la película, es algo que verdaderamente te inspira, y hasta dan aún más ganas para seguir hablando en público.

En el caso de la película como era la locución en vivo hacia el pueblo; después de muchas, pero muchas frustraciones y fracasos se asoma la luz de la victoria sobre el tartamudeo, y esto no solo inspiro a Jorge para tomar su lugar como rey, sino que también el éxito del rey inspira a la nación misma.

Si consideras que tienes problemas para hablar en público entonces debes ver esta película, de seguro que en más de un momento te sentirás identificado con alguna dificultad.

La película nos deja como enseñanza de que sí es posible superar el miedo y la fobia al hablar en público, en varios momentos el Jorge desea dejar la corona, única y exclusivamente por el problema del tartamudeo, ¿te lo imaginas? ¿Renunciar al trono solo por el hecho de no poder hablar en público?

Me pregunto cuentas personas estarán en una condición similar, no referente a un cargo como rey o reina de una nación, pero si con su trabajos, con sus estudios, personas que han perdidos cursos en la universidad por no hablar en público, personas estancadas en sus trabajos como profesionales por no poder expresarse con fluidez ante los demás.

Si este es tu caso, ¡ÁNIMO! El rey Jorge en ciertos momentos llego hasta el llanto por su situación y aun así salió adelante con su expresión oral. Aquí unas tomas de la película:

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *