Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Curso de Oratoria / Para Hablar en Público – Técnica Poderosa !!

Para Hablar en Público – Técnica Poderosa !!

Técnica De Oratoria Que Pocos Utilizan

Hoy te hago una pregunta, ¿Qué es lo que deseas, Hablar bien en Público, o dar un mensaje? De seguro dirás que la pregunta es ilógica porque las dos opciones son básicamente lo mismo, pero no es así.

Una persona en un plano muy simple puede hablar bien en público, sin nervios, sin miedos, sin errores, guiado por la estructura de su exposición y abarcando cada uno de los pasos que previamente ha establecido, con información detallada y hasta interesante.

Sin embargo esto no asegura una buena impresión ante tu audiencia, las personas se podrían mostrarse aburridas y distraídas con tus palabras, y en un determinado caso hasta felices en el momento que finalizas la presentación ¿Por qué sucede esto? Bueno, básicamente porque:

“Hablar en público” solo te garantiza cumplir con tu compromiso de hacerlo, no significa necesariamente cautivar a tu audiencia.

Para conseguir un mayor impacto no puedes permitir en lo absoluto que tu exposición se vuelva aburrida o monótona, si no consigues sacar a las personas de ese estado las personas sencillamente no recibirán el mensaje, o no lo entenderán y esto último es lo que realmente se desea cuando pensamos en “hablar en público”.

Pero… ¿Cómo se Hace Esto? Una de las formas más seguras de alejar toda distracción es el Humor, hazlos reír y mentalmente estarán contigo y con tus propuestas.

Una Dosis del Humor

cantando-bajo-la-lluvia

En el famoso musical de Broadway “Cantando bajo la lluvia” aparece una canción la cual se titula “Hazlos Reír”, su intención es aclarar para los actores que la mejor forma de hacer un vínculo o una relación con el público es hacerlos reír, si ellos se ríen vas por buen camino como actor o actriz, y esto no solo funciona en la actuación sino también la oratoria.

Hacer uso de la palanca del humor, del buen humor atrapa y enfoca la mente de las personas en aquello de dónde provino la agradable sensación.

Y no esto no es nada nuevo, de hecho muchas veces se ha recomendado utilizar algo de humor para abrir, ya sea una exposición como orador y hasta en una simple conversación entre dos personas, y aunque esto no es una mala idea, también se debe mencionar lo siguiente: el humor no solo funciona la inicio, sino el cualquier momento de la exposición o bien cuando comencemos a notar la perdida de atención por parte de nuestros oyentes.

Si empezamos a notar cierto comportamiento de distracción (miradas desviadas, cabecear, entretenerse con las llaves, papeles, móviles y demás) será el momento de inyectar algo de humor a la presentación para volver a “enganchar”.

La conducta y sicología humana es muy interesante, aunque un tema sea muy llamativo e importante para las personas, estas se comenzarán a distraer si únicamente se les entrega puro conocimiento teórico, no es que tengan falta de respeto hacia el orador, sencillamente por naturaleza y sin haberlo planeado conscientemente, su cerebro se “desconecta” de la presentación.

Como bien se mencionó en otra ocasión, las personas en promedio solo pueden mantener su atención en un 100% durante los primeros 20 minutos una vez iniciada la presentación, de ahí la necesidad de usar el humor, y no solo ello, sino también las ilustraciones, ejemplos y anécdotas entre las técnicas más preferidas y poderosas para no dar por pérdida nuestras palabras.

Respecto al humor, este tiene una lógica muy simple, si lo haces reír estarás consiguiendo su agrado, les gustarás a las personas, en otras palabras y como se suele decir en algunos países “les caerás bien” a tu público, ese es el toque sicológico que genera el humor sobre la audiencia… poderoso, ¿no?

Ahora bien, esto del humor hay que saberlo hacer, contar un simple chiste no es lo más recomendado, y más aún cuando el mismo no tiene relación con el tema a presentar, de hecho en muchas ocasiones se ha podido observar que el verdadero humor es el inesperado, el que no aparenta tener como objetivo hacer reír al público, recuerda esto:

– El buen Humor es un 90% Verdad y un 10% Sorpresa –

No te puedo decir que tales palabras exactas harán reír a tu público porque cada situación es diferente, debes tener tacto y conciencia de que es gracioso de acuerdo a tu momento, tema y público, lo que puede ser gracioso para unos, no lo puede ser para otros.

Ahora bien, estamos de acuerdo en que no eres comediante, no buscamos carcajadas estrafalarias, con una pequeña sonrisa cumplimos nuestro objetivo. Una risita será más que suficiente para tener la puerta abierta en la mente de nuestra audiencia.

Por otro lado, una gran dosis de humor puede ser un distractor al tema mismo de tu presentación además del desorden que esto podría ocasionar, debe ser más bien como un “ligero toque humorístico” nada más para captar la atención del público.

Esto claro te podrá llevar un tiempo, pero es bueno que lo sepas y que lo conozcas para que así con el pasar del tiempo y de las experiencias vayas afinando una corriente humorística (en su adecuada medida) para hablar en público, como de costumbre no dejes de aprender de los grandes oradores, aún afuera de los populares concursos de oratoria.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *