Perfil de un Buen Orador: Asertivo y con Seguridad

¿Cuáles Cualidades Debe
Tener Todo Buen Orador?

perfil-de-un-buen-orador

Lo que puede trasmitir y reflejar el orador a su público será un elemento decisivo cuando se trate de captar su atención y quedar como una persona ganadora y competente a los ojos de los demás, si la persona se siente tímida o nerviosa es muy posible que la audiencia perciba precisamente esa condición.

Tu estado de ánimo será muy bien entendido y leído por quienes te escuchan, por ello existen dos factores los cuales un buen orador debe poseer cuando llega su hora de hablar en público independientemente de cual sea su tema o su gremio, estos son:

Ser Asertivo y Proyectar Seguridad.

No importa si la persona posee todo el conocimiento posible respecto a un tema; si al momento de colocarlo en la mente de las otras personas (hablar en público) lo hace con debilidad, de forma insegura, los oyentes simplemente no recibirán ese mensaje, aunque todas sus palabras y argumentos sean correctos.

Las personas siguen a los líderes, a los que se muestran y en el fondo de si mismo saben que son líderes, por eso la seguridad y la confianza a la hora de hablar en público deben estar siempre desde el inicio hasta el final de la presentación, y tú lo puedes hacer. Ni por un momento creas que cuando hablo de líderes me refiero a “otras personas”, me refiero a ti que lees estas líneas.

Como se ha podido mencionar en otros momentos, “hablar en público” es más que solo estar frente a algunas personas y empezar a emitir nuestro contenido o tema, existen factores o elementos los cuales por lo general son intangibles, pero que tienen una mayor influencia sobre el público y en la forma como el mensaje llega a ellos.

Uno de estos elementos lo conocemos muy bien, se trata del lenguaje corporal, un agregado que hace reflejar al orador como una persona apta y merecedora de ser escuchada, ¿Por qué? Bueno, por lo citado anteriormente: Asertividad y Seguridad.

Nuestros gestos y la forma en como presentamos nuestro contenido son los puntos donde demostramos nuestra confianza respecto a lo que estamos hablando. Estos aspectos bien ordenados y afinados nos pueden llevar muy lejos en nuestra área de trabajo o de estudio.

Cuando un orador habla en público, da a los demás lo que posee como persona, trasmite entusiasmo, trasmite liderazgo, confianza y claro está, el conocimiento mismo el cual es la razón misma de la presentación. Si eres capaz de trasmitir todo estos valores (y no solamente el contenido propio de la exposición) serás claramente un orador muy completo.

Alguien podría preguntar…

¿Por Qué Desear ese Tipo de Oratoria,
Si Solo con Hablar ya Cumplo Con lo Mío?

Podrías tener la razón. En muchos de los casos únicamente se le solicita a la persona hablar en público, este bien podría ser tu caso, en tu trabajo o estudio solo se te pide presentar el mensaje, no significa cautivar a tu público. Con el hecho presentar el tema ya estarás cumpliendo con tu labor, pero esta posición es un tanto conformista y creo que si te encuentras leyendo esto es porque deseas ir por más.

Ahora bien, en estos momentos podrías estarte preguntando ¿Cómo hago una realidad todo lo que se ha mencionado? Muy bien, para mostrarte una persona segura y con el título de líder debes comenzar a trabajar en ese proceso, no es un acto instantáneo.

Sé que es redundante, pero una buena exposición no comienza por un buen tema, inicia por la seguridad del orador en relación a lo que va a exponer. Los detalles técnicos y teóricos quedan en un segundo plano.

Para que puedas desarrollar tu seguridad en lo referente a la oratoria sigue estos pasos:

1. Prepara tu exposición con anticipación, no vayas a presentarte ante los demás si tú mismo posees dudas respecto a lo que vas a exponer, en otras palabras: creer que eso que vas a decir es verdad.
Por otro, si debes presentar contenidos o conceptos muy novedosos donde ciertamente nadie a la fecha posee una certeza absoluta, sino posibles suposiciones y teorías, entonces decláralo como lo que es: como datos no absolutos; por ejemplo: en los constantes avances de la ciencia y de la medicina.

2. Presenta tu tema de forma sencilla y de tal manera que puedas abarcar cada subtema. Si tienes información teórica la cual no puedas ilustrar o ejemplificar, entonces trata de explicarla varias veces.

3. Usualmente cuando un orador comienza a proyectar más seguridad durante una presentación, es porque se olvida de orador o exponente y se vuelve principalmente un comunicador. Tener como objetivo comunicar nuestro mensaje, disipa en gran manera los nervios y los miedo al hablar en público.

Siguiendo y poniendo en práctica estos consejos podrás ahora proyectar más seguridad como orador u oradora.

Share on Facebook1Share on Google+1Tweet about this on Twitter0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>