Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Superar Miedo a Hablar en Público / Proyectar Confianza con el Contacto Visual al Hablar en Público

Proyectar Confianza con el Contacto Visual al Hablar en Público

Para Hablar en Público y Proyectar Seguridad y Confianza

Cuando nos presentamos ante las demás personas a para exponer nuestros temas, deseamos que estos sean aceptados. En algunos momentos he podido contemplar como un buen contenido y una buena información simplemente no es recibida por falta de seguridad y de desenvolvimiento por parte del exponente.

Ciertamente la seguridad al hablar en público es un factor el cual influye mucho respecto, a si la idea será aceptada o rechazada, no es precisamente la información técnica como tal; sino de cómo el expositor la presente.

Por eso deseo mostrarte algunas pautas y consejos para hablar con confianza y seguridad; y así ya no trasmitir inseguridad o desconfianza.

¿Cuál es un punto clave para lograr una aceptación, tanto de nuestra persona como de nuestro contenido? Aunque muchos rehúsen a admitirlo, es el contacto visual, ¡oh sí! mirar a las personas un poco a los ojos.

Últimamente me han enviado algunos correos indicándome como el hecho de mirar a la audiencia se convierte en un detonante para los nervios, justo en media presentación; por este motivo deseo profundizar ahora un poco más sobre este tema.

El Contacto Visual al Hablar en Público.

Si tus nervios se desatan cuando miras a los ojos a las personas, es porque no lo haces de la manera correcta.

Antes de haber mirado, ya tus nervios se encuentran a punto de desbordarse, y ese es el origen del problema, no es mirar o no mirar a los ojos, sino con que actitud y con que sentimiento lo haces. Desde antes de mirar, tú mismo bien sabes, si posees bajo control ese nerviosismo. ¿Que sentirás con hacerlo? ¿Más nervios o aún más seguridad y confianza con la presentación?

Entiendo que de entrada esto te puede parecer algo intimidante y todo un reto, pero te aseguro que puedes lograrlo si lo haces con la actitud adecuada.

Una técnica para lograrlo, es mirar primero a las personas conocidas dentro del público, aquellas las cuales te inspiran confianza y tranquilidad, aquellas que cuando las miras asienten con la cabeza recargándote así de seguridad, una mirada de: “lo estás haciendo muy bien”.

Sin embargo ya que podría ser algo incómodo, recuerda no clavar tu mirada solamente en una persona. Lo ideal es mover tu mirada por los oyentes de manera continua, un ligero “repaso” a los ojos de los que conforman tu público, al menos para las dos primeras filas.

Con esto formarás una relación más cercana con quienes te escuchan. Además, cuando regularmente se hace contacto visual con el público, este difícilmente llegará a distraerse. Con el contacto visual, estás dando a entender –y de forma muy fuerte– que te encuentras seguro respecto al tema expuesto.

En Conclusión: El contacto visual es una forma de comunicación no verbal muy poderosa.

El Otro Lado De La Moneda

Todo lo contrario, si decides no hacer contacto visual con el público, de seguro resultará en algo como: “Habló mucho, pero no sentí que me comunicará algo” y otro más podrá pensar: “sentí que le habló a todos, excepto a mi”

No establecer contacto visual con los demás, te hará ver como alguien con falta de seguridad, alguien el cual efectivamente no desea estar exponiendo, y no nos olvidemos del peso el cual pierden tus palabras cuando te muestras con falta de seguridad, subconscientemente el público toma la impresión de: “¡Cuidado, información de dudosa reputación!”.

Entonces ya lo sabes, comienza a ver a las personas mientras hablas en público para causar un mayor impacto en ellas y en tu presentación; ¡Ah! Y antes que lo olvide, si a la hora de mirar a alguien, esta persona quita su mirada, simplemente mira a otra, no lo tomes como algo personal.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *