Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Curso de Oratoria / SUPER Técnica Para Hablar en Público

SUPER Técnica Para Hablar en Público

“El Poder de la… Pausa al Hablar en Público”

Para hoy te traigo una pequeña lección, es una estrategia para que tu audiencia preste una mayor atención a tu mensaje y que al mismo tiempo tus ideas no se pierdan con el pasar del tiempo.

Aprendiendo de Otros Oradores

Si escuchas a los oradores con experiencia, es fácil ver las diferencias reales en los pasos que siguen al realizar sus presentaciones; pasos los cuales tal vez tú puedas seguir al dar una charla cuando seas solicitado a hablar en público. Un buen ejercicio es aprovechar cada oportunidad para escuchar a los diferentes oradores y aprender de ellos.

De los oradores con vasta experiencia, aprende lo que hacen, lo que les funciona y copia sus métodos (pero no su estilo) sin vergüenza. Por otro lado, de los oradores los cuales no son eficaces, estudia también el por qué no lo son y aprende así, a corregir esos problemas en tu presentación. Todo se trata de aprender unos de otros.

Una cosa que muy a menudo sobresale de un orador el cual se encuentra gusto con su estilo, es algo que para la mayoría de nosotros suele ser un error grave: La Pausa al Hablar en Público.

Nota como los buenos oradores a menudo pausan y se permiten un momento de tranquilidad en su presentación. Sin embargo, no es el hecho de hacer una pausa en medio de la presentación lo que te hará destacarte como un buen expositor, sino de cómo lo hagas, la intencionalidad es lo importante.

Cuando una persona nerviosa se queda bloqueada ante los demás, también ocurre una pausa, pero este silencio es totalmente diferente, hasta tú como parte de la audiencia puedes llegar a tener una sensación de angustia, por aquella persona expositora la cual ha quedado paralizada.

Por ello la seguridad de pausar la presentación es importante. Como te habrás dado cuenta, el orador experto utiliza pausas para crear interés y no tiene miedo en dejar detenida la presentación por un momento de forma deliberada o para comprobar sus notas o hacer algún otro ajuste.

La pausa es en realidad una herramienta de comunicación muy poderosa, la cual si aprendes a dominarla, puedes utilizarla para enfatizar puntos, agregar drama o simplemente para despertar a un público que pudiera haber comenzado a dormitar.

Esto se debe, a que si se habla de corrido y si la presentación es un poco larga, es fácil que las personas se dejen llevar por una especie de trance involuntario. La mente puede empezar a vagar y esa es la condición ideal con la cual la gente llega a quedarse dormida. Ellos siguen el sonido continuo de tu voz y el ritmo uniforme en el cual llegas a caer naturalmente, cuando hablas en público de corrido.

Las Ventajas De esta Técnica

tecnica-para-hablar-publico-pausa

Cuando comienzas a utilizar pausas y cambios en el ritmo de tu presentación, se rompe ese ritmo natural de tu charla. La pausa sacudirá al público de regreso a ti y de repente estarán atentos con esa expresión en sus rostros de: “¿qué me perdí?”.

También por otro lado, puedes usar estar técnica para dar a entender –sin palabras– que a continuación dirás algo importante. Usualmente se hace un pequeño silencio cuando se planea anunciar algún punto de suma relevancia.

Con esta técnica haces despertar esa expectativa en tu público, cuando te quedes callado con mirada profunda, ellos automática pensarán: “Se está preparando para decir algo importante”
“Creo que sigue algo importante”
“Dejo de Hablar, Algo Sucedió”.

Dejar de hablar en una exposición, es algo contradictorio y por ello llama fuertemente la atención.

Pero este no es el único beneficio de esta técnica. He recibido algunos e-mails de personas las cuales me comentan algunas de sus anécdotas, por ejemplo:

“Cuando comienzo a hablar lo hago tranquilo, pero luego la tensión empieza a subir y empiezo a hablar más y más, y cada vez de forma más rápida”.

¿Te ha sucedido algo parecido a esto? Si es así, hay una excelente técnica para que ese “tren no se descarrile” y es detener por un momento la presentación y volverte a enfocar.

Hacer una pausa en tu presentación te ayudará a concentrarte, y te dará tiempo para pensar fríamente en lo que estás haciendo y al mismo tiempo recordarás que en realidad no hay razón para los nervios descontrolados. Cuando comiences a percibir la falta de control debido a los nervios y a la ansiedad, haz una pausa para volver a enfocarte y así tener calma.

Como puedes ver, hacer una pausa en medio de tu presentación tiene beneficios y ventajas en más de un sentido, siempre y cuando esos silencios sean provocados intencionalmente y no generados por los mismos nervios; y bueno ya lo sabes: Comienza a hacer altos y silencios calculados en tus presentaciones.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

4 Comments

  1. VEO QUE LA DESCRIPCION DE ESTA TECNICA SE FUNDAMENTA EN LA EXPERIENCIA DEBIDO A QUE EN LO PERSONAL HE NOTADO QUE EL EXPECTADOR TIENDE A DORMIRSE CUANDO EL ORADOR TOMA UN RITMO CONTINUO. FUNCIONA CAMBIAR EL SENTIDO DEL DIALOGO.

  2. gracias por darme la oportunidad de comentar .. Bueno está interesante personalmente me sirve de gran ayuda sus consejos,técnicas y algunas experiencias les agradezco de todo corazón y sigan ayudando . Dios los bendiga ……

  3. Existen pausas que son consecuencia de los signos de puntuación; cuando ellos, son tomados en cuenta con seriedad. Pero, existen otras pausas “inventadas” por el orador para atraer la atención, crear expectativas, invitar a reflexionar sobre algo que se ha dicho o preguntado en alta voz. Todo ello , debe ser estudiado meticulosamente para evitar usarlas en el momento inadecuado o por falta de experiencia. Pocos libros o cursos dedican tiempo o un capítulo al tema de las pausas. Un ejemplo de pausa usada antes de comenzar la disertación es quedarse un par de segundos mirando a la audiencia, para de inmediato comenzar, si es posible con una frase de impacto. Hay que practicarlo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *