Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Home / Técnicas Para Hablar en Público / Técnicas Para Hablar En Público Con Claridad

Técnicas Para Hablar En Público Con Claridad

Al Hablar en Público:
¿Qué Hacer Para Ser Comprendidos?

Cuando hablamos en público lo hacemos para que los demás, es decir quienes nos escuchan comprendan nuestras palabras, es decir: nuestro fin no es simplemente hablar o emitir un sonido, se trata de comunicarnos.

Por esto buscamos la forma de hacerlo lo más claro y compresible que se pueda hacer, ¿Qué sentido tendría hacer una presentación en público, si las personas no entienden nuestro mensaje? O aún peor, si después de nuestra exposición quedan aún con más preguntas, dudas o confusiones.

He recibido algunos correos de personas que expresándome algo como: “Cuando me corresponde hablar en público las personas no me entienden, ¿Qué hago?” Esto es un problema muy serio y al mismo puede ser angustiante, no poder expresar las ideas y conceptos es claramente una barrera comunicativa, por ello te traigo algunos consejos y pautas para que cambies esa condición en tus presentaciones.

Si aplicas estos consejos y pasos de seguro harás que tu audiencia comprenda tu tema expuesto.
Estos son los puntos claves para hablar en público con claridad:

- UNO -

Conoce Muy Bien Tu Tema

Antes de presentarte ante tus oyentes es muy, pero muy básico el hecho de que tú conozcas muy bien de lo que vas a hablar, si tú mismo tienes dudas o confusiones sobre tu tema, ¿Cuánto no más el público que te escuchará?

Además de ello, organiza tu contenido previa exposición, no basta con saber mucho del tema, también se debe ordenar todo ese conocimiento para presentarlo de la mejor forma.

Para resumir este punto: debes saber muy bien tu materia, pero también conocer que dirás en específico respecto a eso que sabes.

- DOS -

El Lenguaje a Utilizar

Cuando debas hablar en público y desees que los demás te comprendan muy bien, procura usar un lenguaje a su medida y que sea fácil de entender para ellos. Cada gremio o sector en nuestra sociedad, tiene su propia jerga, si hablas su idioma tendrás el acceso libre para comunicarte con ellos.

Ahora bien, no se puede decir que hablar de cierta manera es mejor que otra, porque esto dependerá de donde te encuentres y a quienes te dirijas.

Si te presentas con personas letradas proponte usar un lenguaje adecuado a su nivel, si debes exponer ante un grupo que personas del cual sabes muy bien, que la gran mayoría no saben escribir ni leer, entonces acomoda el tema para que ellos lo puedan recibir.

No se trata de hablar con gran elocuencia, se trata de comunicarnos de la mejor forma.

Tratar de deslumbrar con palabras muy técnicas solo para hacer gala del conocimiento, es olvidarse de quienes te escuchan.

- TRES -

Cuidado, No Hables Demasiado Rápido

Un factor también a tomar en cuenta, es la velocidad con que se habla, una acelerada presentación hace que tu público simplemente se pierda, ya que no pudieron seguir en ritmo tan apresurado de tus palabras. Lo ideal es tener cierto equilibrio en este punto, ni muy lento pero tampoco muy rápido.

Sé que te entusiasma el tema, lo conoces muy bien y para ti es muy fácil comprender y por ende hablar de ello, sin embargo todos estos factores pueden resultar en una acelerada exposición, Recuerda: el hecho de que para ti un contenido sea fácil y sencillo, no significa que lo sea para los demás.

- CUATRO -

La Correcta Dicción

Pronunciar muy bien nuestras palabras, por sencillas que estas sean o nos parezcan, será de gran ayuda para que nuestro público no pierda detalle en el mensaje el cual nos encontramos exponiendo.

Algunas palabras con un pequeño cambio, pueden significar algo totalmente diferente, y aún más en nuestro rico y diversificado idioma del español.

- CINCO -

Utiliza las Preguntas

Este paso va en dos direcciones, primeramente en el hecho de hacer preguntas tal y como si tú fueras una persona de la audiencia quien las hace.

Muchas veces cuando exponemos un tema, sabemos muy bien lo que podrían estar pensando las otras personas, y para hacerlo más fácil, decimos por ejemplo: “Y ahora bien, ¿Qué hacer cuando se obtiene un resultado como este?” o también “¿Qué hacemos si se nos presenta una situación como esta?”

Y la lista pudiera continuar con muchos otros ejemplos, pero con esto ya captamos la idea central: Son preguntas que tú mismo haces respecto a tu presentación y las cuales procedes a contestar.

La segunda dirección es la más habitual, donde solicitamos a las personas a hacer preguntas en relación a los temas vistos.

Una buena idea es segmentar la presentación en diferentes etapas, de tal manera que puedas abrir un espacio para preguntas o dudas antes de avanzar con el siguiente tema o concepto. Con esto te asegurarás ir escalando peldaño por peldaño de forma segura.

- SIES -

Repetir Conceptos

Por último pero no menos importante, es una muy buena idea repetir los conceptos o ideas centrales que deseamos que queden más arraigados en la mente de nuestros oyentes.

Repetir y hacer énfasis en aquello que anhelamos que sigan recordando después de la exposición, por decirlo así: aquello de nuestra presentación, lo cual deben de llevarse a casa.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

1 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *