(6) Vicios de Dicción que Debes Evitar al Hablar y Escribir

0
(0)

Si sueles cambiar el sentido de las oraciones o te cuesta expresar claramente tus ideas, posiblemente tengas algunos vicios de dicción, es decir, esos errores ortográficos, fonéticos, morfológicos, sintácticos y semánticos que entorpecen el buen uso del lenguaje.

Por ejemplo, si al redactar utilizas palabras innecesarias u otras mal escritas, irás cultivando estas fallas sin darte cuenta y, además, dificultarás la legibilidad del texto.

Pero la dicción abarca desde tu manera de escribir, hasta tu forma de hablar, por ello debes asegurarte de emplear correctamente cada palabra y tener cuidado, sobre todo, con esas expresiones coloquiales capaces de distorsionar el mensaje que realmente deseas transmitir.

Tipos de Vicios de Dicción que Normalmente Podrías Cometer

  1. 1. Vulgarismo
  2. 2. Barbarismo
  3. 3. Anfibología
  4. 4. Dequeísmo
  5. 5. Monotonía
  6. 6. Cosismo

Tipos de Vicios de Dicción que Normalmente Podrías Cometer

Un vicio de dicción frecuente es el pleonasmo, ya sabes, cuando agregas palabras similares en una misma oración y redundas al tratar de explicar algo.

En cualquier caso, lo mejor será que comiences a leer porque te ayudará a ampliar tus conocimientos, desarrollar un lenguaje más fluido y evitar las muletillas.

Ahora bien, si cambias el lugar de alguno de los sonidos que tiene una palabra, es porque cometes metátesis, un vicio que te hace decir, por ejemplo, “cocreta” en vez de “croqueta”.

Sin embargo, la Real Académica Española (RAE), ya aceptó algunos términos provenientes de la metátesis, como sucede con la “almóndiga” y la “albóndiga”.

Realmente son muchos los errores que puedes cometer al intentar expresarte de forma oral o escrita, por eso te dejaré una breve lista para ayudarte a identificarlos.

01

Vulgarismo: Un Vicio de Dicción que Desarrollas con las Expresiones Coloquiales

Como sabrás, los habitantes de cada país tienen sus propios términos coloquiales que rompen con el paradigma de la lengua culta.

Y a pesar que el uso de vocablos populares es común, podría hacerte caer en el vulgarismo, el cual nace a partir de esas expresiones.

Por ello, es natural que ya hayas percibido esta falla en alguien más, porque ocurre cuando muchas personas pronuncian o escriben mal las palabras hasta darle un errado aire de “normalidad”. Entre los ejemplos más habituales están los siguientes:

Incorrecto Correcto
Aiga Haya
Carnecería Carnicería
Abujero Agujero
Corristes Corriste
Vinistes Viniste

Tips para Ayudarte a Evitar el Vulgarismo

Leer un cuento, novela o cualquier artículo de interés, puede ayudarte a distinguir cuáles son las palabras correctas para evitar caer en el vulgarismo.

Además, cuando lees aumentas tu capacidad de debatir y defender ideas. No debes avergonzarte si cometiste este tipo de falta, solo enfócate en seguir aprendiendo.

Subir ↑

02

Barbarismo: Cuando Usas Inadecuadamente los Vocablos Extranjeros

El barbarismo es definido por la RAE como una “incorrección lingüística” en la que escribes y pronuncias mal las palabras, pero también se refiere al uso inadecuado de términos impropios, es decir, vocablos extranjeros.

Se trata de esos extranjerismos que forzosamente incluyes en tu idioma natal, pero cuyo significado puede ser contrario al verdadero sentido del mensaje, o simplemente los redactas y dices incorrectamente.

De allí que también puedas considerar barbarismos a los errores ortográficos relacionados con la acentuación, el tono, la articulación y estructura de las palabras, e incluso la construcción errada de una oración.

A continuación, te dejo una pequeña lista con algunas de las fallas más comunes, que guardan relación con este vicio de dicción e incumplen las reglas gramaticales de la lengua española:

Incorrecto Correcto
Picsa Pizza
Línia Línea
Good vay Adiós
Cónyugue Cónyuge

Consejos para Corregir los Barbarismos

Desde la antigüedad, el barbarismo se ha logrado colar entre el idioma natal de las personas, gracias a los “términos forzosamente importados”, ocasionando que reemplaces algunas palabras innecesariamente.

En este sentido, te recomendamos abstenerte de utilizar expresiones de otros países si no es realmente necesario, porque puedes confundirte.

Por otra parte, verifica el significado de las palabras para que concuerden con el objetivo del mensaje. Y si tienes dudas en cuanto a nuevos términos, consulta si están aprobados por la RAE.

Subir ↑

03

Anfibología: Conoce el Origen de las Oraciones con Doble Sentido

Aunque el término de “anfibología” te parezca inusual, su significado tal vez te sea un poco más familiar, pues se trata de un vicio originado por el mal empleo de aquellas palabras que denotan doble intención.

Todo esto puede hacer que las personas interpreten tu mensaje de distintas maneras, debido a la gran ambigüedad del mismo.

Por ejemplo, si dices “Luis vio a Ana con lentes”, generarás una enorme confusión, pues quienes te escuchen se preguntarán si Luis tenía los lentes o era ella quien los llevaba. Para que lo entiendas mejor, te dejaré otros ejemplos:

Incorrecto Correcto
La perra de Paola me mordió La perra que tiene Paola me mordió
María vio a Julio manejando María iba manejando cuando vio a Julio
Susana salió con Laura y su novio Susana y su novio salieron con Laura
Matías fue a acusar a Miguel con su mamá Matías fue con su mamá para acusar a Miguel

¿Cómo hago para que la oración no se convierta en anfibología?

Cuando vayas a expresar alguna oración ya sea de forma verbal o escrita, agrega otras palabras que ayuden a comprender claramente la información.

Si es necesario, es mejor que reconstruyas todo el mensaje antes de compartirlo, porque así evitarás dejar espacio para segundas interpretaciones.

Subir ↑

04

Dequeísmo: Una Incorrección que Retirar de tu Lenguaje Coloquial

Tal como su nombre indica, el dequeísmo se da cuando incorporas constantemente la preposición “de”, antes de la palabra “que”, aunque sea completamente innecesaria en la oración.

Es todo lo contrario al queísmo, otra falta que cometes al eliminar el “de”, precedente al “que”, en casos donde sí deberías colocarlo.

Así que te convendría conocer ciertas estrategias muy útiles para combatir estos vicios de lenguaje, no obstante, primero te dejaremos algunas muestras de dequeísmo bastante frecuentes:

Incorrecto Correcto
Yo creo de que ella venía Yo creo que ella venía
Pablo dijo de que iba a cocinar Pablo dijo que iba a cocinar
Te aseguro de que mañana llegaré a tiempo Te aseguro que mañana llegaré a tiempo
Él me dijo de que podía hacerlo Él me dijo que podía hacerlo

Un Método Sencillo Para Que Evadas el Dequeísmo

Tanto el dequeísmo como el queísmo, son incorrecciones que puedes evadir fácilmente empleando un método muy sencillo pero eficaz.

La estrategia que debes aplicar, consiste en escribir o pronunciar la oración en forma de pregunta. Si lo haces, notarás que en algunos casos la preposición “de”, necesitará estar estrictamente al inicio de la interrogante para poder darle sentido.

Así sabrás cuando estés cayendo en cualquiera de estos dos vicios de dicción, por ejemplo, si dices “yo creo de que sí podré arriesgarme”, la pregunta sería ¿qué creo yo?, en lugar de ¿de qué creo yo?, por ende, estarías cometiendo un dequeísmo.

Subir ↑

05

Monotonía: Cuando Repites las Mismas Palabras

La monotonía es un grave vicio de dicción en el que incurres al repetir constantemente las mismas palabras, u otros vocablos demasiado similares entre sí.

Si tienes este problema de comunicación, posiblemente las personas a tu alrededor perciban un escaso léxico, aunado a una vaga creatividad a la hora de expresarte.

Igualmente, reflejarás desconocimiento al recurrir a términos imprecisos como “algo”, “especie” o “cosa”, lo cual empeora si sueles añadir verbos prácticamente destinados a cualquier propósito, ya sea “estar”, “hacer”, “tener” o “haber”, por mencionarte unos cuantos.

Esto puede ocasionarte problemas importantes en el entorno social y laboral, pues le resta calidad a la forma en la que transmites una determinada información oral o escrita, pero quizá los próximos ejemplos te ayuden a comprenderlo mejor:

Incorrecto Correcto
Aprendí a hacer programas de televisión con lo que hice en la universidad Aprendí a producir programas de televisión estudiando en la universidad
Llegué tarde porque el bus se tardó en llegar Llegué tarde porque el conductor del bus se demoró en dar el recorrido
Dio una especie de grito como si le doliera cuando cayó por las escaleras Dio un alarido cuando cayó por las escaleras
Le puso un mensaje por WhatsApp Le envió un mensaje por WhatsApp

Una Falla que También Superarás Leyendo

Igual a muchos de los vicios de dicción anteriores, la monotonía es una falla que también puedes superar dedicando unos minutos al hábito de la lectura.

Leer enriquecerá considerablemente tu vocabulario y te ayudará a elegir palabras mucho más precisas o, en su defecto, sinónimos bastantes útiles.

Subir ↑

06

Cosismo: Una “Cosa” Demás en tu Vocabulario

Si excedes el uso de la palabra “cosa”, porque su significado pudiese parecerte tentadoramente adecuado para dar una rápida explicación de cara a distintas situaciones, podrías correr el riesgo de caer en el cosismo.

Realmente se trata de un vicio de dicción que debes evitar convertir en parte de tu vocabulario, porque te hará omitir los términos necesarios en una oración, y ocasionará que tus mensajes no se entiendan claramente.

El cosismo te induce a clasificar prácticamente todo como una “cosa”, indiferentemente que se trate de un objeto, animal, una persona o incluso lo intangible.

Pese a ser inaceptable, hay quienes adoptan esta incorrección y la utilizan con mucha naturalidad, cuando carecen de un vocabulario lo suficientemente enriquecido, tal como te demostraremos en los siguientes casos:

Incorrecto Correcto
El abuelo y sus cosas de la memoria El abuelo y sus problemas de la memoria
Trae las cosas para cocinar Trae los ingredientes para cocinar
Eso es cosa del Estado Eso es asunto del Estado
Ella dijo que tenía una cosa extraña en el vientre Ella dijo que tenía una sensación extraña en el vientre

Aprende Nuevas Palabras para Eliminar esa “cosa” de tu Léxico

Aquí la lectura nuevamente juega un papel fundamental, porque te permite aprender más palabras y disminuir la absurda necesidad de incluir el cosismo, en cada uno de tus actos de comunicación.

Los estudios también representan un método eficaz para combatir tanto este, como los otros vicios de dicción que te mencionamos anteriormente.

Así que toma en cuenta la importancia de ampliar tu vocabulario adquiriendo nuevos conocimientos, y podrás interactuar más fácil con las personas a tu alrededor, ya que te explicarás de forma clara, aunque se trate de un tema complicado.

Subir ↑

Cuéntame... ¿Qué Tal Te Pareció?

¡No Olvides Dejar tu Puntuación! 😉

Puntuación: 0 / 5. Votos: 0

Nadie ha dado su voto ¡Se tú el primero!


Deja un comentario