¿Cómo Vencer y Superar el Miedo Escénico?

Consejos Útiles para Superar el Miedo Escénico

Sin importar quien seas y en que te desempeñes siempre que te expongas a un público está bien sentir nervios. Hasta las estrellas más famosas tienen miedo escénico, no importa cuántas veces hagan una presentación. Lo importante es saber controlar ese miedo escénico y no dejar que te domine pues puede llevarte por mal camino.

Intenta Meditar Diario e Incluso Antes de una Presentación

Meditar o solo sentarte en un lugar callado, respirar y despejar tu mente te ayuda a controlar tu cuerpo. Así al estar nervioso sabrás como controlar tu respiración y palpitaciones, evitando que el público lo note y te canses. También la meditación te ayudara a pensar rápidamente y recordar lo que tienes que decir sin olvidar el tema.

Relaja Todo tu Cuerpo Antes de Salir al Escenario

Comer una fruta antes de salir al escenario te ayudara a evitar ese vacío en el estómago disipando las náuseas. Tararear una canción en voz baja ayuda a que tu tono de voz se regule y evites los desperfectos vocales. También sirve masticar un chicle así disiparas la tensión muscular y articular de la mandíbula y podrás sonreír y hablar sin cansarte.

Evita Tomar Bebidas Estimulantes

El café aunque en pocas cantidades previo a una presentación puede acelerar tu ritmo cardiaco además de ponerte nervioso. El alcohol aunque algunos dicen que te da valor y te desinhibe puede que te haga cometer errores al hablar. Las bebidas energéticas contienen cafeína lo que te puede poner hiperactivo y hables sin parar o incluso ponerte más nervioso.

Ponte Firme Ante la Ansiedad y el Miedo, Dile Ya Basta

Tener una mente positiva, pensar en que todo saldrá bien y además ser firme en tu confianza ayuda. Repítete a ti mismo que no sentirás miedo, que lo harás muy bien y que no habrá errores ni percances. Imagínate ya actuando, deja los miedos tras el escenario y sal con toda la confianza.

Haz un Poco de Ejercicio Poco Antes de Salir a Actuar

Intenta apartar al menos 30 minutos para que hagas un poco de ejercicio, ya sea saltar un poco la cuerda. Esto libera la tensión de tu cuerpo y te pone atento, además de que oxigena más tu cerebro. Tampoco es bueno abusar y que termines muy cansado para poder actuar o hablar de manera natural.

Ríete Hasta Más no Poder

Es muy buena idea ver una comedia o video graciosos la noche antes de la presentación o en la mañana. La risa libera endorfinas que te relajan y te hacen sentir bien alejando el nerviosismo de tu mente. También con la risa harás ejercicio de todos los músculos de la cara y no sentirás la tensión de los nervios.

Se Responsable y Llega Antes al Lugar de la Presentación

Si algo ayuda a calmarte y adaptarte al lugar de presentación es estar un poco antes en él. Así podrás verlo sin los espectadores, también podrás resolver cualquier inconveniente que se presente antes, sin ponerte muy nervioso. Puedes incluso sentarte entre el público y esperar a que se llene sin que sepan que eres parte del espectáculo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *