Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez III

Muy bien, en la lección anterior vimos un poco a profundidad el problema del tartamudeo, esto varia según cada persona, lo importante es conocernos nosotros mismos y saber cual es nuestra verdadera posición mental y emocional respecto al tartamudeo, esto lo conocemos mejor cuando implementamos cambios en nuestra vida, cuando nos atrevemos a hablar en lugar de callar, es decir cuando dejamos la evasión o la posposición al hablar (recordemos la historia de Javier).

Para hoy pasamos a una sección más práctica, es decir técnicas y ejercicios para no tartamudear.

¡Comencemos!

Variando los Comportamientos Específicamente Tartamudos

Cuando empiezas a cambiar las formas características de tartamudeo en tu habla, los primeros ataques deben ser siempre hacia los comportamientos de anticipación, especialmente las habituales reacciones de evitación y posposición (“no hablo, no hago”) ante la inminente amenaza de tartamudez, ese es el primer comportamiento a vencer.

De hecho se ha descubierto que más fácil variar y hacer cambios a la hora de hablar, en lugar de evitar la conversación, esto sucede porque la manera de hablar es altamente variable y las técnicas dan hasta donde nos lo permita la imaginación (ya lo verás más adelante).

Es más, las técnicas para hablar dan la impresión de estar más bajo el control del tartamudo, que los comportamientos o las reacciones de escape. En su forma habitual, las reacciones de evitación y de posposición representan antiguas estrategias de prevenir la aparición del tartamudeo, estrategias que en un momento tal vez fueron altamente conscientes y voluntarias, sin embargo a la fecha han llegado a estar muy automatizadas, por ejemplo en los adultos.

A estas alturas y con los cambios que de seguro has estado implementando en tu vida, ya te habrás dado cuenta por ti mismo de tus comportamientos tartamudos y sabes cómo pospones tus intentos de habla y cómo evitas palabras o situaciones debido al miedo de tartamudear, por ello creo que podemos avanzar con lo siguiente: variar esas reacciones, es decir el comportamientos mismo en el habla y lo hacemos con ejemplos prácticos y reales.

Como lo decíamos hace poco, las técnicas existentes para no tartamudear poseen una variedad increíble, sin embargo aquí te presentamos tres maneras de las más populares:

tartamudez-ordenar-ideas-antes-hablar

Piensa Antes de Hablar:

Usualmente las frases se pueden comenzar a estropear cuando existen situaciones de estrés, por eso es necesario contrarrestar el estrés ¿Cómo? Varios métodos para ello, una respiración más profunda y pausada, acompañando esto con el cambio de pensamientos y de la actitud a voluntad, cantar o tatarear una canción de nuestro gusto, esta última es puesta en practica por muchas personas con tartamudez ya que esto ayuda a relajar la expresión oral. Te relaja y al mismo tiempo estas hablando.

Esto ocurre porque muchos saben lo que van a decir, ya que la intención esta muy bien definida, sin embargo el estrés puede causarte interferencia entre lo que piensas decir y como lo terminas diciendo, por ello en necesario “procesar” correctamente y con paciencia la palabra o frase en nuestra mente.

Practica Tomando un Libro y Haz la Lectura en Voz Alta:

Esta es verdaderamente una técnica muy poderosa cuando el tartamudeo es inconstante, nos ayuda a articular mejor y por lo tanto un mejor habla. Además de esto, esta técnica te ayuda a cultivar el buen hábito de hablar y a la vez aumenta tu confianza. Lo mejor es comenzar a hacerlo solos, y después animarnos a leer frente a nuestra familia o amigos, personas que saben y comprenden muy bien la situación de tartamudez.

Habla Sólo en la Exhalación:

Cuando se tartamudea se suele cometer el terrible error de aguantar la respiración mientras se habla. Esto te hace apresurar tus oraciones y puedes hacer que el tartamudeo empeore. En su lugar, respira hondo y habla lentamente mientras exhalas (salida del aire).

Y las técnicas pueden continuar, por ejemplo hemos el caso de una persona que padecía de tartamudeo, tenía como comportamiento de evasión volver a empezar toda la oración o frase cuando se veía atascado en una palabra, esta acción la tenía de hecho muy apegada, casi automatizada ¿Cómo empezó a cambiar su reacción?. La solución no fue sencilla pero sí efectiva, se le asigno hacer el retroceso de la oración o idea de manera contraria, en otras palabras repetir la palabra antecedente de la palabra en conflicto, y luego la anterior y así sucesivamente, y por último claro volver la secuencia para que la oración tuviera coherencia, esto conllevaba un gran esfuerzo mental y mucha concentración, al final la persona consiguió apuntar 100 ocasiones donde logro hacer esto, después de ello no tuvo más de ese tipo de regresión en su habla, su tartamudeo hasta ese momento y con esa técnica se redujo a una palabra, y no a toda una oración como en un principio.

Otro tartamudo con el mismo problema se asignó a si mismo hacer pseudotartamudeos (al propósito) en cada una de las palabras de los reintentos en los que repetía palabras anteriores a la temida. Otro más insertaba una larga pausa entre cada par de palabras de la frase repetida. Otro usó “hum” en lugar de su “ah” característico de la posposición, como verás las técnicas abundan y aún tenemos más ti. Adopta la que más te funciona, como bien se dijo al inicio, cuando encuentres una técnica que te funcione, síguela, nosotros te mostraremos esas técnicas.

No te lo Pierdas
Para la siguiente entrega tan solo revisa el siguiente índice, se trata de un ejercicio el cual es casi seguro que toda persona que desea superar su tartamudeo debe realizar este ejercicio.

Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez – Índice

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *