Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez IV

Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez IV
Califica Esta Publicación

Conociendo tu Comunicación a Mayor Detalle

Esta técnica es elemental para comenzar a superar el tartamudeo, tal vez te hayas dado cuenta anteriormente de esta estrategia porque si revisas el testimonio de Javier, la utilizamos con él.

Es sencilla pero efectiva, se trata de grabarte a ti mismo hablando y detectando los problemas de tartamudeo para así saber cual específicamente es tu tartamudeo, recordemos que no todos tartamudean igual.

Para algunos la disfluencia se presenta antes de la palabra, para otros iniciando la palabra como tal, algunos en sus comportamientos tienden a iniciar toda la oración o idea, por ello un buen ejercicio para vencer la tartamudez en tu habla es comenzar por conocer muy bien como te comunicas e identificar con mucho detalle como es ese tartamudeo. ¿Cuál es la sílaba o partícula que sueles repetir? ¿En que casos es que se da? ¿Aproximadamente cuantas repeticiones tienes? ¿Cuánto tiempo te lleva terminar la palabra?

Lo que harás es lo siguiente, será utilizar una pequeña grabadora de mano y comenzar a leer algún texto, si no tartamudeas cuando lees hazlo cuando vayas a hablar con alguien o bien en cualquier situación donde creas que puedas tartamudear. También puedes utilizar tu dispositivo móvil para grabar tu propia voz, colócalo cerca de tu boca, por ejemplo puedes ponerlo en el bolsillo delantero de tu camisa sin que la otra persona se entere, esto con el propósito de hacer el ejercicio de la manera más natural.

como-es-tu-tartamudeo-grabalo

¿Cómo Es Tu Tartamudeo?

Una vez que hayas conseguido al menos 5 ocasiones donde tartamudeaste y fue grabado, por aparte y de manera aislada te comenzarás a escuchar a ti mismo con sumo cuidado, hazlo varias veces, entre más te escuches más fácil verás y conocerás cuales son esos puntos en específico donde debes prestar mayor atención cuando hables. Identifícalos.

Seguidamente trata de cambiar ese tartamudeo por otro o en general altera ese tartamudeo, modifícalo para que ya no sea el mismo; por ejemplo has notado que repites al menos 6 veces la primer sílaba de la palabra donde se hace presente el tartamudeo (en algunos casos bien podrá ser que el tartamudeo se presente en todas las palabras, no te preocupes), por lo tanto y de forma ya predeterminada cambia al menos dos veces al día ese comportamiento de tartamudeo ¿Cómo? La meta al inicio no es eliminarlo por completo, sino más bien como lo mencionábamos al principio modificarlo, si tienes esa repetición al menos 6 veces haz a propósito 10 veces o más cuéntalas y síguele el rastro: “cázalo”, o bien haz las 6 veces pero de manera más pausada.

Nota como el cambio es pequeño y relativamente fácil, se trata solo de hacerlo al menos dos veces al día por lo menos al inicio de esta práctica, con esto estarás más anuente a detectar el tartamudeo, lo que se busca es detener ese “modo automático” de tartamudear que bien se puede haber cultivado por años.

Si por otro lado sueles repetir alguna sílaba en particular antes de una palabra la cual resulta en tartamudeo, cambia esas o parte de esas sílabas, recordemos el caso mismo de Javier, donde él solía tener una larga secuencia de “ah” y de “ahs”, se le recomendó cambiar por lo menos una por un “oh”, una vez más deteniendo el comportamiento automatizado en la forma de tartamudear.

Ahora bien, la clave de este ejercicio es auto-valorarnos y conocernos a nosotros mismos, entre más minucioso sea nuestro auto examen mejor conoceremos el problema a enfrentar.

Es muy posible que al principio te resulte algo difícil detener o alterar la forma de tartamudear, pero esto es normal, empieza con pequeños avances. Es necesario mencionar que en este ejercicio se debe ser constante, es decir hacerlo todos los días, elige una semana en la cual te dispondrás a hacerlo por esos 7 días, con un mínimo de dos ocasiones. Puedes combinar este ejercicio con las vistas en la lección pasada.

Alterar tu forma de tartamudear es uno de los ejercicios iniciales para vencer el tartamudeo.

¿Crees que este ejercicio te es útil? De seguro que sí, pero solo ha sido una pequeña introducción, aún hay mucho más.

Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez – Índice

Dios les Bendiga.


Deja un comentario

Pin It on Pinterest