Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez VI

Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez VI
Califica Esta Publicación

Aprendiendo una Forma Fluida de Tartamudear

Prácticamente todas las lecciones que hemos estado compartiendo contigo ha sido los preparativos para esta sección sumamente importante del tratamiento. A estas alturas has aprendido a identificar tus variados comportamientos de tartamudez, te has desensibilizado al menos hasta cierto punto a la amenaza y la experiencia del fracaso de la fluidez y has descubierto que puedes alterar y variar tus reacciones tartamudas.

En estos momentos y suponiendo que hayas puesto en practica nuestros consejos y ejercicios, pensamos que te puedes sentir bastante motivado y desde ya nuevamente te felicitamos por ello.

Ahora bien, el objetivo básico de esta etapa es modificar y moldear la forma de tu tartamudez de manera que ocurra sin impedir la comunicación ni que contribuya al desorden del habla. El blanco de este aprendizaje será un tipo de tartamudeo que no sea frustrante ni que provoque la penalización por parte del oyente.

El ordenamiento secuencial de tus sonidos que produces cuando tartamudeas deberán acercarse lo más posible a la pronunciación normal. Las contorsiones, movimientos accesorios de sincronización, sonidos de interjección, forzado, y de más aspectos serán progresivamente eliminados.

Aquí lo que debes hacer es dirigir tus energías a la pronunciación de la secuencia de sonidos que contiene el patrón motórico de la palabra que intentas decir. En otras palabras, debes empezar con el primer sonido de la palabra y buscar hasta que puedas integrarlo en la sílaba y la sílaba en la palabra.

Veamos ahora algunos ejemplos prácticos:

¿Cómo Se Consigue un Tartamudeo Más Fluido?

> Si en el intento de decir una palabra que empieza por vocal, tu boca se arquea hacia la derecha, debes cambiarla hacia una posición más simétrica.

> Si tu lengua esta retroflexionada en un contorno cóncavo y la punta está presionando rígidamente contra el paladar en un intento de decir una “d”, debes relajar tu lengua con tal de obtener una manera más normal de producirla.

> Si estás reteniendo la respiración, debes reconocer este hecho y explorar maneras de iniciar el flujo de aire.

> Si por otro lado estás expulsando aire pero sin sonido al pronunciar una vocal o una consonante sonora, debes “coleccionar ocasiones” donde inicias la fonación y restringes tus esfuerzos a esa tarea en lugar de una conducta inadaptada como sacudir la cabeza.

Lo que sea que hagas de manera inapropiada a la producción normal del sonido, sílaba o palabra, deberá significar una señal de error de manera que puedas ser alterada en la dirección de la producción normal. Este trabajo es el punto central de toda esta fase.

Por lo tanto si debes de tartamudear, hazlo de tal manera que tus esfuerzos y búsquedas se confinen a intentos que tengan algún sentido en términos de la programación motora de la palabra.

Muy bien, para conocer la siguiente entrega en esta serie “Terapia Básica para Controlar la Tartamudez” puedes dar click al siguiente enlace:

Terapia Básica Para Controlar la Tartamudez – Índice


Deja un comentario

Pin It on Pinterest